Ryse: Son of Rome-Antigua Roma en Xbox One (Análisis)

Acción y Aventura Análisis Juegos de Tercera Persona Xbox One

Ryse: Son of Rome es un videojuego que fue lanzado con la salida del Xbox One en el año 2013, ambientado en la antigua Roma. Una entrega que tiene sus pros y sus contras y aquí daremos algunos de los factores por lo que hay cierta idea en general con respecto a este juego. Si deseas saber más de esta entrega te recomiendo que visites la Reseña que se hizo aquí.

Es un juego hack and slash en tercera persona del estilo de Shadow of Morror desarrollado por Crytek, estudio reconocido por sus poderosos despliegues gráficos, que en esta ocasión fueron encargados del Director y Diseñador Cevat Yerli usando el Motor CryEngine de 4ta. Generación. Esta entrega se une a Microsoft para traer este interesante juego de la época romana de forma exclusiva, como dato curioso, Ryse: Son of Rome originalmente había sido diseñado para Kinect.

Cevat Yerli, Director encargado de Ryse: Son of Rome.

Bueno hablemos primero un poco de la Campaña, la historia es interesante ambientándonos en la antigua Roma, sin embargo, la verdad es que es muy corta y además lineal que no termina de atrapar del todo ya que podrías llegar a sentir que apenas te estas enganchando con el personaje de Marcus Titus (protagonista principal) cuando de repente ya termina la entrega. El detalle con el sistema de mejoras de habilidades es que por la cierta facilidad que tiene el juego termina siendo un poco innecesario, a excepción de tal vez el mejorar la salud con la barra de vida.

Los capítulos con los que cuenta no ofrecen mucha diferencia entre uno y uno, más allá de los escenarios en el que nos encontremos. Algo muy bueno, es cuando se realizan las formaciones para ir avanzando junto con tu ejército, el detalle es que hay muy pocas escenas así, ya que la mayoría es estar matando con ejecuciones que son buenas y sangrientas pero muy repetitivas, llegas a un punto de la partida en que sientes que ya viste todo y ya no hay mucho más que ofrecer en cuanto a movimientos del personaje.


Eso sí, hay que decir que cuenta con unos excelentes gráficos, buena ambientación y artísticamente impresionante, pero no parece ser suficiente motivo para atraer al público. En la campaña se pueden buscar objetos por los diferentes escenarios que cuenta, pero los escenarios se hacen muy limitantes en cuanto a las zonas por explorar y hace que realmente estos coleccionables no se te dificulten por encontrarlos, de ahí que hace que el juego también sea más rápido y sencillo para terminarlo al 100%.


Tiene ataques de diversos tipos con posibilidad de ejecutar a los enemigos con secuencias que
pondrán a prueba tu rapidez y precisión. Sangre y brutalidad, cabe mencionar que no es muy frenético debido a las ejecuciones. Ataques cargados para hacer más daño, accesible y divertido. Es un sistema de combate que ya hemos visto en otros juegos de tercera persona como lo pueden ser las entregas de God of War en la parte de los Quick Time y parte de la violencia, pero realmente asemejándose más a los juegos de la Saga Arkham en los juegos de Batman.


La jugabilidad en sí en términos generales es muy básica y carece de novedad, como ya hemos
mencionado, esto se ha visto en varias entregas diferentes juegos. Esta postura dentro
de la comunidad de Xbox está muy de acuerdo ya que se piensa que el combate podría ser mejor,
aunque claro está que el entorno Romano se siente fresco. También cuenta con algunas Secciones de primera persona que no aportan mucho y se sienten incluso hasta forzado, como las secciones de arqueros que son demasiado fácil ya que solo consiste en apuntado automático y disparar, nadamas.

Diría que lo mejor del juego son los gráficos, pero la banda sonora no se queda atrás, ya que cumple bien su propósito al ambientarnos en esta época Romana, recordando incluso otras historias de la misma época como la película Gladiador o la serie Spartacus. Estos aspectos son los que se puede decir que es lo más rescatable de este juego. Trae consigo un interesante multijugador cooperativo donde somos un gladiador, aunque bastante poca gente lo juega por lo cual este modo no termina de atraer a la gente, volvemos un poco a lo mismo no termina por enganchar con sus modos de juego.

Una de las Secciones del juego en Primera Persona

Ryse: Son of Rome es un juego que paso sin pena ni gloria, como mencionamos la historia es corta y lineal, además la jugabilidad se vuelve repetitiva, pero investigar el escenario, los personajes y el combate visceral lo vuelve suficientemente entretenido como para pasar por alto sus deficiencias, claro esto hasta cierto punto. Una entrega que te la puedes pasar muy bien la primera vez, pero ya te digo, que tampoco tiene mucho para repetir la experiencia en más de una ocasión.


En resumen, podemos decir que Ryse: Son of Rome es un buen juego con ejecuciones brutales y una historia interesante, pero a la vez está incompleto y nada novedoso, a tal grado que algunos lo ven como una prueba técnica de los gráficos que puede dar una consola como la Xbox One.


Ficha Técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *