Killer Instinct: Un regreso inesperado

Análisis Juegos de Pelea Xbox One

Después de la salida de Killer Instinct 2 haya por el año 1996 para las consolas arcade, los fans estuvieron esperando la tercera entrega durante mucho tiempo, se mantenía la esperanza mientras que salían especulaciones o rumores acerca de Killer Instinct 3, sin embargo, no había nada oficial. Fue así que después de más de 10 años de espera se anunció un nuevo juego de la saga, con el apoyo de varias desarrolladoras como son Double Helix Games (T1 y T2), Iron Galaxy Studios (T3 y post T3), Rare y Microsoft Studios fue que lograron traer de nueva cuenta esta mítica saga.

Esta generación de consolas se destacó por tener varios remakes y remasterizaciones de juegos antiguos, y uno de los primeros en hacer su aparición fue Killer Instinct, saliendo como exclusivo en el año 2013 para Xbox One. En un principio se pensó si realmente era factible hacer de nueva cuenta un juego de Killer Instinct ya que el tiempo podría ser un factor en contra dado que ya muy poco se habla de esta saga de juegos, que en su mejor momento fueron un gran influyente para la creación de juegos de pelea, pero Microsoft levantó la mano viendo que si bien es cierto ya no era tan popular, todavía había grandes fanáticos que recuerdan estos juegos al estilo arcade con mucho cariño, fue por eso que se hizo un gran esfuerzo por traer de regreso la saga a esta nueva generación.


Sin duda fue un bombazo para todos la salida de este juego, dado que no se esperaba la continuación de la saga en ese momento, al ser exclusivo de Microsoft, le invirtió una fuerte campaña de marketing para que todo mundo supiera que regresaba una saga que los fans ya pensaban que estaba olvidada, en la que se hicieron expos y torneos de Killer Instinct promocionando la Xbox One que recién había salido y al mismo tiempo uno de sus exclusivos más fuertes en ese entonces. Es muy emocionante y nostálgico a la vez escuchar de regreso los COMBO BREAKER o ULTRA COMBO conocidos de la saga, añadiendo nuevos movimientos en los combates que pone más intensa las peleas.

Killer Instinct del 2013 no fue la tercera entrega como tal que los fans esperaban, pero fue bastante bien recibida a pesar de que fue una remasterización y reimaginación de la saga. Aún así se puede decir que si es la continuación ya que la historia tiene lugar 8 años después de los acontecimientos de Killer Instinct 2, contemplando el ascenso de la inteligencia artificial que ha controlado Ultratech desde un principio, llamada ARIA; y el posterior retorno del señor de la guerra Gargos.


Aprovechando la época, Killer Instinct nos trae algunos de los personajes míticos de la saga, pero además llega con épicos crossovers, como es la llegada de Rash (miembro de los Battletoads) e incluso personajes emblemas de sagas que son exitosas hoy en día, como es el caso de El Inquisidor de Halo o el General RAAM de Gears of War, haciendo que incluso para los que no conocían de la saga se les hiciera atractivo el juego.

Llego con un apartado gráfico que hace resaltar que realmente ya habíamos pasado a otra generación de consolas, las texturas bien diseñadas al igual que los escenarios, y para que resaltará más los gráficos venía con una paleta de colores muy tipo fluorescentes para que se viera más llamativo a la hora de pelear y sobre todo los ataques especiales de los personajes. Cada uno de estos personajes tiene su propio escenario así como sus movimientos personales siendo muy interesante ver el estilo de pelea de cada uno de estos.


Es interesante saber como fue su manera de llegar al mercado, ya que se puso el juego como una tipo demo siendo free-to-play en el que se tenían todos los modos de juego disponibles pero se contaba con un solo personaje en un principio, se podían conseguir más luchadores comprándolos individualmente, sin embargo, con el tiempo llegaron las temporadas en las que se añadieron personajes nuevos entre 6 y 8, así como otros modos de juego como fue el caso de la temporada 3 donde se agrego el modo Señores de Sombra que está disponible tanto en la versión de Xbox One como de PC, tiempo después se puso en venta la Definitive Edition donde ya podemos ver todo el contenido incluido dentro del juego.


En cuanto a la jugabilidad nos gusto mucho que a pesar del tiempo no se olvidaron de lo que caracterizaba a la saga de juegos Killer Instinct, y es que regresan los Combo Breakers al igual que los Ultra Combos ya que estos eran elementos tradicionales en las peleas, además nos pareció bien el añadido de nuevos ataques y movimientos para que exista más variedad como es el caso del Instinct Mode. Los combos no son tan complicados de ejecutar, de hecho diría que es de los juegos de peleas donde es más fácil hacer combos, lo cual es otro punto a favor principalmente para que disfruten también los jugadores casuales que les cuesta en ocasiones jugar este tipo de juegos.

En general, es un buen juego que nos puede hacer disfrutar un buen rato pasando el tiempo ya sea solo o con amigos, que sin duda se disfruta más este tipo de juegos en compañía, son entretenidas las peleas con el sistema de combos que maneja el juego e intensas con los ataques especiales que tiene cada personaje, aunque lo malo del juego es que así como te entretienes rápidamente también te aburres de la misma forma, por lo que es un gran juego pero después de 1 o 2 horas de jugar te podrías llegar a aburrir y quieres hacer otra cosa. Recomendable, sin ninguna duda, sobre todo por que te sale gratis probarlo pero tampoco esperes pasártela horas y horas frente al televisor.



Ficha Técnica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *